miércoles, 1 de agosto de 2012

Cuestión de orientarse nomás.


“Me volví a la derecha atentamente, y vi en el otro polo cuatro estrellas que sólo vieron las primeras gentes.”
(Purgatorio, Canto I)

En la geografía de "La Divina Comedia" la entrada al Cielo se encuentra al Sur, no abajo, sino arriba, la entrada al cielo se encuentra allí, precedida por la Cruz del Sur. Coronando el largo proceso que necesitó Dante para salir del infierno están esas cuatro estrellas -las mismas que iluminan hoy el símbolo del MERCOSUR- las mismas que hoy han guiado a la Quinta Republica, la Republica Bolivariana de Venezuela a esta maravillosa experiencia que es construir independencia desde el sur.

Fresca en la memoria tenemos todavía esas jornadas de 2005 en las que el payaso beodo y mefistofélico se atrevió a venir a Mar del Plata a imponer el ALCA, y en su lugar se llevo una -muy bien puesta- patada en el culo.  

"…a los argentinos no nos gusta que nos vengan a patotear" fue la frase con la que Néstor kirchner le dio prístina claridad al concepto de independencia política y económica; y los argentinos festejamos como a nosotros nos gusta, con el Diego.
 “…el ALCA, alcarajo” gritaba el Comandante Chávez horas después en un estadio abarrotado de esperanzas de libertad.

Hace unos días presentó, la compañera presidenta, un nuevo billete, una estampita de la cara de Evita, como la que muchos llevamos en la cartera, junto a las fotos de los hijos; Evita en nuestra moneda significa clarito como el agua ese genial concepto de nuestra Constitución:

Art. 39 - El capital debe estar al servicio de la economía nacional y tener como principal objeto el bienestar social. Sus diversas formas de explotación no pueden contrariar los fines de beneficio común del pueblo argentino.

Venezuela en el MERCOSUR significa lo mismo.

Fernandoluis.