lunes, 30 de septiembre de 2013

Comunicado de Prensa de Unidos y Organizados Córdoba



Comunicado de Prensa de Unidos y Organizados Córdoba:


El Estado debe promover el diálogo para el conflicto en Malvinas Argentinas (Córdoba, 30/09/2013)

Frente a los hechos que se vienen sucediendo en la localidad de Malvinas Argentinas, a propósito de la construcción de una planta de la firma Monsanto para el acondicionamiento de semillas de maíz para siembra, y la oposición de vecinos de esa población y organizaciones sociales que denuncian la posible contaminación y daño ambiental de esta planta, desde UNIDOS Y ORGANIZADOS planteamos:
-- El repudio a la violencia con que las fuerzas policiales despejaron en la fecha el ingreso a la planta de Monsanto. Un llamado a las autoridades provinciales para que asuman la responsabilidad de impulsar el diálogo entre las partes involucradas, evitando que el conflicto crezca en tensión con resultados impredecibles. En diez años el Gobierno Nacional, al que adherimos, jamás reprimió el conflicto social.
-- Que las fuerzas policiales de abstengan de reprimir a quienes sostienen la protesta; la suspensión de toda orden de desalojo de los manifestantes y que se disponga la inmediata libertad de las personas detenidas en el día de hoy. Transparencia en la actuación policial y judicial que hoy intervino para desalojar a los manifestantes.
-- Discusión impulsada por el Estado de las distintas propuestas para la resolución del conflicto: una consulta popular en Malvinas Argentinas, estudios de impacto ambiental con participación de técnicos y científicos de Universidades Nacionales, escuchar a todos los actores intervinientes (ambientalistas, obreros de la construcción, los beneficiarios de los puestos de trabajo que implicará la nueva planta, vecinos de Malvinas Argentinas).

A propósito de la difícil situación institucional planteada en Córdoba en los últimos días, que mereció desde este espacio político el reproche a las autoridades políticas por su silencio y falta de respuesta política en función de la gravedad de la crisis en la Policía de la Provincia sospechada de connivencia con el comercio ilegal de drogas, hacemos nuevamente un llamado a la cordura y sensatez, de manera de avanzar mediante el diálogo –elemento fundamental de una democracia como la que tenemos desde hace tres décadas- para la resolución del conflicto en Malvinas Argentinas. Las autoridades de la provincia de Córdoba deben asumir su rol fundamental cual es afrontar todos los problemas, alentar el diálogo entre las partes y alcanzar una solución pacífica contemplando los distintos intereses en pugna.


UNIDOS Y ORGANIZADOS