miércoles, 18 de septiembre de 2013

Acto de inauguración de obras de adecuación tecnológica en la planta industrial Sancor, Palabras de la Presidenta de la Nación





Acto de inauguración de obras de adecuación tecnológica en la planta industrial Sancor, en la localidad de Chivilcoy: Palabras de la Presidenta de la Nación

¡Hola Chivilcoy! ¿Cómo están?

Muy buenos días a todos y a todas.

Señor Gobernador de la provincia; señor Intendente de Chivilcoy; señor Intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, que también nos acompaña hoy; señor presidente de Sancor Cooperativas argentinas que hoy cumple 75 años, una empresa de argentinos y para todos los argentinos.¡Feliz Cumpleaños Sancor!

La verdad que estar aquí adentro de la fábrica, acá con el rabillo en el ojo veo las líneas de producción de última generación que acabo de poner en marcha recién, cuando con el presidente apretamos el botón, y que significa nada más ni nada menos que la adecuación tecnológica.

Recién veíamos el video de cómo se inició hace 75 entre tamberos cordobeses y santafecinos Sancor, y hoy estamos viendo una planta modelo de envasado. Esta planta envasa por día 800.000 litros de leche de altísima calidad, con altísima seguridad alimentaria, que ha permitido duplicar a la República Popular de China la exportación de leche de un 6 a un 12 por ciento. ¡Felicitaciones!

La verdad que recorrer la planta, ver el grado de tecnología, de asepsia, de pureza de la leche y además también el objetivo de esta planta, agregar valor a la leche, que es el gran objetivo de todo el complejo industrial y el proceso de reindustrialización en la Argentina.

La tonelada de leche en polvo, la común que se exporta, está 4.600 dólares; la leche con valor agregado que sale de esta planta está entre 8.000 y 9.000 dólares, para que se den cuenta, agregando valor, tecnología e inversión es el doble lo que se logra. Es más, si uno hace el cálculo finito, realmente para la tonelada de leche en polvo se necesitan muchos más, tendríamos que hacer un buen cálculo, porque para el cálculo de la leche por tonelada en polvo se requieren muchos más litros de leche. Los litros de leche estos que es litro de leche neto exportado, lo importante es que se hace con un altísimo valor agregado. La verdad que estamos muy contentos además por la evolución que ha tenido esta década ganada también en la leche. Los números que nunca mienten, porque por ahí la memoria falla pero los números no, y la verdad que la crisis del sector lechero -y que no me dejen mentir las autoridades del sindicato que también nos acompañan hoy- en el año 2001, 2002 era casi terminal como era la situación de la Argentina. En el año 2003 la producción nacional era de 7.951 millones de litros, en el año 2011 batimos récord con 11.600 millones de litros de leche de producción, y este año creemos que vamos a batir el récord también y vamos a llegar, me dice el Ministro, me asegura, vamos a ver si no la pifia, a 11.800 millones de litros de leche producida por los argentinos. Esto no es casual, estas son políticas activas. No lo digo yo, lo dijo recién el presidente de Sancor, cuando Sancor parecía que desaparecía y se evaporaba en el aire y no era leche evaporada, conseguimos la ayuda de la República Bolivariana de Venezuela, que con un préstamo salvó a la empresa de los argentinos. Y que hoy sigue constituyendo para el sector lechero el principal destino de exportación, el 24 por ciento de las exportaciones de leche van a la República Bolivariana de Venezuela.

Por eso cuando escucho hablar a algunos, inclusive a algún sector que por ahí no debe saber, le lavan tanto la cabeza que lo que él produce lo llevan después a Venezuela, en fin, cosas que pasan. Total de exportación en cantidades de toneladas en el 2011 fueron 440.087 toneladas y el total de exportación fue de 1.717 millones de dólares en divisas. Ojo, divisas que fueron todas para los que la producen, porque la leche no tiene más retenciones, esto es bueno también remarcarlo.

En el año 2012 volvimos a batir récord, no, nos bajó un poquito, 1.595 millones y 429.000 toneladas pero este año lo vamos a volver a subir. Lo fuerte de todo esto es que hemos podido mantener, aumentar el nivel de producción y de inversión, pese a la crisis global. ¿Y saben con qué lo hicimos? Con los argentinos, con el mercado interno, con mayor poder adquisitivo.

En el año 2003 el consumo per cápita de leche de cada argentino, que también siempre yo digo como decía Jauretche, las estadísticas son bastante mentirosas, en el 2003 teníamos 178 litros per cápita y ahora estamos entre 210 y 215, pero lo cierto es que por ahí, él decía siempre cuando hablaba del consumo de dos pollos por habitante en aquel entonces, que hay alguien que se comió cuatro, porque hubo uno que no comió ningún pollo. Así que con la salvedad de las estadísticas, hemos aumentado per cápita de 178 litros a 210 y a 215 y tiene que ver con el mayor poder adquisitivo también de los trabajadores, de los argentinos en general, lo cual nos pone muy pero muy contentos. Y realmente también la lechería, la explotación tambera con 60.000 puestos de trabajo, en la industria 32.000, transporte 5.000 puestos de trabajo y se estima indirectamente 7.000 puestos. En fin, el crecimiento es exponencial.

Y yo creo que lo importante es lo que hoy estamos haciendo que es el gran tema de toda la industria, no solamente de la industria lechera, ser más competitivos, y la competitividad se logra hoy. La gran discusión en la Argentina, el gran debate que tenemos que dar, es cómo invertimos más en lo que hoy invirtió Sancor, en innovación y tecnología. Y la otra gran cosa que tenemos que comentar y que tenemos que realizar, es el tema de logística.

El otro día se me olvidó el tema de logística cuando hablé en la exposición de los industriales, pero creemos que es absolutamente indispensable dar una discusión muy seria en todo el sector industrial en materia de logística y costos de logística para ser más competitivos. Esto significa transporte, significa un montón de cosas, y también las formas organizacionales de la empresa.

Recién levantaba el presidente de Sancor con mucha fortaleza. y me encanta que así sea, la fuerza del cooperativismo, y yo creo muchísimo en la fuerza del cooperativismo, porque está basado en la solidaridad y en que todos puedan ganar. Y un dato, el año pasado los grandes exportadores de granos no fueron las cerealeras, sino que fueron también AFA y ACA que son los dos grandes sectores cooperativistas en materia de granos, con lo cual creemos realmente que agrupan a pequeños y medianos productores, lo cual también creemos que es muy importante que esto se conozca.

Yo siempre propuse en toda organización de productores primarios, la organización de cooperativas que permite asociar todos los esfuerzos y poder enfrentar a los grandes, porque si los pequeños y los medianos se juntan pueden lograr mejores condiciones y mejores cosas que si cada uno individualmente, pequeño y chiquito, va a negociar independientemente del resto del sector. No es ningún misterio, son reglas de la economía, son reglas del capitalismo, por eso la unión hace la fuerza. Lo decía Martín Fierro y lo repito yo también en economía, y precisamente el cooperativismo radica en esto, que la unión hace la fuerza.

Con todas las inauguraciones que hemos hecho es como que uno tuviera una recorrida por todo lo que es hoy la Argentina. En San Vicente, su Intendente, Daniel Di Sabatino, nos contaba que hoy estamos inaugurando el acceso a San Vicente de un lugar que estaba proyectado ser asfaltado, pavimentado hace 62 años. Había proyectos y lo estamos haciendo hoy 62 años después. Y también nos pidió otra obra que le quedó pendiente al entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires en la época del primer peronismo, en la primera presidencia de Perón, el coronel Mercante. En honor a Mercante, a Perón y a toda la gente de San Vicente también vamos a impulsar junto a Vialidad y junto al sector de infraestructura, pero la infraestructura, el cemento, los obreros de la construcción que trabajan también en ese lugar que hoy podemos inaugurar y que están trabajando en tantísimos lugares de la República Argentina haciendo pavimentos, líneas de alta tensión, en fin todo lo que significa infraestructura.

Saben que hace pocos días, el sábado para ser más precisos, inauguré la conectividad de la Patagonia Sur, de allá del extremo, donde están los pingüinos, con el resto del país del Sistema Eléctrico y estamos muy contentos.

También en Escobar, con la educación, pero con una educación que no se hace únicamente con discursos o con palabras, una educación que se hace con recursos, con capacitación y fundamentalmente con adecuación del sistema educativo, para que sea un sistema educativo vinculado con las cosas que el país necesita. Porque vos necesitás educación pero el país necesita que tu educación sea funcional para el país. El país te da educación y vos después le tenés que brindar con la educación que te dio gratis ese país, todo el esfuerzo; lográs trabajo, lográs progreso social y además servís a tu país, es una rueda que permite que la Argentina ande, es la rueda virtuosa que allá por los años 50 nos había convertido en la primera potencia por así decirlo, a mí me gusta esa palabra pero se utilizó medio feo allá, bueno, no importa, primera potencia en toda Latinoamérica. Y la verdad que lo hicimos con un círculo virtuoso de incorporación, lo hicieron en aquel entonces, Perón y Evita, la incorporación de millones de argentinos que estaban dejados a la vera, los Campeonatos Evita, que todo el mundo los recuerda como chicos jugando al fútbol, pero no, eran chicos que eran revisados, controlados en su salud, tenían educación, se detectaba si tenían problemas de salud, problemas de enfermedad y finalmente luego toda la obra que significó la incorporación. Y nosotros estamos haciendo en educación exactamente lo mismo. Esa escuela de Escobar, Néstor Kirchner fue en junio del año 2009, había elecciones y recorría. ¿Te acordás flaco? Te arrastraba también a vos por toda la provincia, junto con Daniel; había elecciones como hay cada 2 años y pasó por la escuela de Escobar y ahí lo vio la directora, Nidia Curlo, la señora que habló, la licenciada, en esa escuela técnica tradicional de Escobar, escuelas técnicas que bueno también es recordarlo, abrimos nosotros porque estaban cerradas. El país no necesitaba escuelas técnicas porque no había industria, no había producción, entonces para qué querés escuelas técnicas si no hay producción.

Les quiero contar algo, en Santa Cruz jamás se cerraron las escuelas técnicas, es más, había una escuela técnica, se acuerdan que después el Gobierno Nacional transfirió toda la educación primaria y secundaria a las provincias, y la vieja escuela técnica de Río Gallegos era una casa antigua que se caía a pedazos, situada exactamente frente al edificio de la gobernación. Cuando nos transfirieron a la provincia, otras provincias no sé si las habrán cerrado o las habrán dejado como estaban, pero Néstor no solamente no las cerró sino que hizo una escuela industrial en toda a esquina, una obra viejísima que estaba paralizada la hizo a nuevo. ¿Y qué cosa no? Porque Santa Cruz tenía industria petrolera nada más y la cifra era bastante poco porque el barril llegó a valer 9 dólares, y sin embargo él siguió apostando a la escuela técnica, porque siempre creyó que la industria era el único posible instrumento de darle trabajo, progreso a todos los argentinos y hacer crecer a Argentina, como la hemos hecho crecer casi al ciento por ciento de su Producto Bruto Interno en estos 10 años.

Además me encantaron esos chicos que pensaron en chicos con menores capacidades e imaginaron un triciclo para chicos con capacidades diferentes y que puedan hacer copos de nieve, nunca me gustaron mucho, por eso no me acuerdo, me gusta más el chocolate. El tema de pensar en los demás, en los que tienen menos cosas que nosotros, me parece que es una cosa que debe ser reconocida a todos los chicos de esa escuela industrial de Escobar que nos miran sonrientes y que yo los miro sonrientes. Eso es el futuro, ese es el futuro de la Argentina, ese es el verdadero futuro de la Argentina.

Y DirecTV, hoy pasamos por todo, pasamos por la educación, por esos nuevos talleres que prácticamente yo veía la construcción y más que nuevos talleres es una nueva escuela que se hizo frente a la otra escuela, y pasamos también a la tecnología, a DirecTV, que hoy inaugura la planta más importante de DirecTV en Latinoamérica, orgullosos los argentinos. DirecTV está presente en la Argentina desde hace quince años, esto es para que veamos. Pero hace quince años DirecTV era la misma, tenía las mismas capacidades, la misma tecnología, la misma capacidad de inversión, pero en el año 2003 – ese que está hace quince años- DirecTV tenía apenas 225 mil abonados, hoy tiene 2.225 mil abonados, creció el 764 por ciento. Y esto tiene que ver con la capacidad de poder adquisitivo de los trabajadores y de los argentinos, en general. Y no hablo solamente de los argentinos, porque DirecTV es un servicio muy bueno, me van a matar los otros canales porque es una propaganda, pero no importa, yo soy abonada, ya lo dije, así que no importa. Uno va por los barrios en las villas y ve también las antenitas.

Yo me acuerdo cuando era chica y criticaban a los barrios carenciados o de villas. "Ay – decían algunos – si quieren vivir ahí, si tienen hasta televisión". A lo mejor le critican la antena de DirecTV. Yo digo cómo le lavan la cabeza a algunos sectores de la sociedad y no debiera ser así, porque son los sectores que más oportunidad de instrucción y educación han tenido, pero muchas veces no les permite tener una propia mirada sobre las cosas, entonces tienen la mirada que otros le meten todos los días como el pájaro carpintero acá adentro. Sería bueno que cada argentino pudiera mirar por sí mismo sin que nadie le lave la cabecita todos los días desde un aparato de caja boba. Sería bueno, porque es un tema todo científico, no es solamente una cosa que nos pasa a los argentinos, ojo, el fenómeno mediático, el fenómeno de la comunicación de masas... Se acuerdan que decían –miren cómo son las cosas- ¿qué decían de Perón? Hablaban de la masificación de la gente. ¿De qué acusaban al peronismo? De que masificaba el pensamiento, porque en la escuela te hacían leer "Eva te ama". Yo me acuerdo de chiquita haber escuchado esas cosas, en lugar de mamá te ama o mamá te mima, Eva te ama. ¿Entonces? Acusaban a los populismos, fundamentalmente aquí en la Argentina al peronismo, de haber masificado y hacer pensar a todos lo mismo. ¿Y no se pusieron a pensar todos ustedes que a lo mejor un señor que también vive acá hace lo mismo y los hace pensar a unos cuantos lo mismo? Sería bueno que eso que algunos le criticaban tanto al peronismo y necesitaban sentirse diferentes pensando diferente, no piensen ahora cómo los hacen pensar a todos igual, sin que se den cuenta que es un aparatito repitiendo todo el día la misma cosa. Es diferente, porque además ni siquiera es una ideología, apenas, o nada más ni nada menos, un interés comercial. Por eso cuando uno habla de masificación sería bueno que analizáramos desde dónde te gusta más que te metan o que adquieras ideología, si de la discusión, del debate, de la participación, o porque alguien, sin que te des cuenta –este es un fenómeno mundial- todos los días te mete cosas en la cabecita y vos después te creés que sos vos el que las pensás y el que las creás. Reflexiones nada más a partir de DirecTv.

DirecTV no hace contenidos, solamente transmite señales de otros canales. La verdad que lo que más me gusta de DirecTv son las películas, para qué les voy a contar, pero es una empresa que no hace contenidos sino que los transmite de señales de todo el mundo, de la Argentina, es muy plural, la verdad que uno puede ver canales de todo el mundo. Se puede ver Telesur de Venezuela, se pueden ver canales de Colombia como La Nación, que también es excelente. Quiero felicitar a DirecTv no solamente por la inversión sino por la pluralidad y el respeto a la Ley de Medios en la grilla, donde están todos los canales, todas las voces y todas las expresiones de cultura.

También hoy ponemos en marcha formalmente algo que no nos gustaría poner en marcha pero que tenemos la obligación de hacerlo por ley y por convicción. Es el número 144 para que allí se efectúen todas las denuncias sobre violencia doméstica y fundamentalmente violencia de género. Lo hacemos con un altísimo nivel de especialización, con psicólogos, con todo un equipo interdisciplinario que va a permitir la más eficaz atención que podamos dar a las víctimas de la violencia doméstica. Y digo que podamos dar porque la atención tiene un límite, hay situaciones que cuando se producen suelen provocar daños irreversibles, traumas y miedos que quedan para toda la vida, pero la intención, el intento es que el Estado también esté allí presente para ayudar a esos niños, porque también hay niños víctimas de la violencia doméstica y familiar. A esos niños, a esas mujeres, fundamentalmente son niños y mujeres las víctimas, y no es ninguna cuestión sexista, es una cuestión que viene desde la historia de la humanidad, así que no venimos a descubrir nada nuevo, simplemente a brindar un servicio más de apoyo a todas aquellas víctimas de la violencia doméstica y familiar, a todas aquellas mujeres que van a poder llamar a partir de hoy al 144.

Finalmente, y como cerrando el círculo de esta Argentina tan compleja, tan difícil, en un momento también complejo y difícil, yo les hablaba de la Argentina de los años 50 y de los años 40 donde se hacían trenes y locomotoras aquí en la Argentina, donde supimos ser modelo, Materfer, material ferroviario, en Tucumán, en Junín, en Córdoba ni qué hablar, y también agradecerle a un hombre de este lugar, ya que critiqué a otro que también es de este origen, que vive acá. Sí, también me gustaría decir algo, porque siempre se habla con mucho desprecio por ahí de alguna persona que tiene simpatía por el gobierno, que era de origen humilde y llegó a ser un gran ejecutivo y lo ponen como si prácticamente fuera una persona mala, que ha cometido un gran pecado. No sé, pero me cuentan que esta persona que hoy es dueño del multimedio más grande de la República Argentina su papá era bolichero acá en Chivilcoy, y entró a esa gran empresa como un contador. La verdad que no conozco la historia de ninguna empresa tan importante donde alguien que entró como contador se haya quedado dueño de la empresa, pero bueno, alguna virtud debe tener y la verdad que debemos reconocerla. Pero me gustaría que cuando se hace el racconto despreciativo de tal persona que era tal cosa cuando era joven y ahora tiene plata, cuenten también la historia propia de cómo empezó cada uno, porque nos llevaríamos cada sorpresa en la Argentina de cómo empezó cada uno y cómo llegó también. Mañana les adelanto, titular grande. Lo lamento por el presidente de Sancor, pero ustedes son buenos anunciantes, los van a cuidar, quédense tranquilos, ustedes ponen buenos anuncios, no se hagan problema que los van a cuidar. Pero mañana ya veo el titular terrible: "Cristina ataca". Ataque no, ser hijo de un bolichero no es ningún..., pero no escriban despreciativamente después respecto de otras personas; ser hijo de un bolichero, yo era hija de un colectivero y no me parece nada despreciativo. Pero después no digan el hijo de tal cosa que era tal cosa llegó a tal otra y además no digan que ellos son parte privada y que no tienen nada que ver con la política, porque todo lo que consiguieron fue desde la política y desde los funcionarios, que tampoco mientan con eso. Y algunas cosas que siguen consiguiendo también las consiguen tal vez no del Poder Ejecutivo, tal vez no del Poder Legislativo pero sí del Poder Judicial, que también es un poder político del Estado, para que se den cuenta.

No quería irme de tema, hablaba de los ferrocarriles, y quiero agradecerle a un paisano de ustedes que es ministro de mi gabinete y que es Florencio Randazzo, y quiero agradecerle primero la gestión impecable desarrollada en ese modelo que tuvimos de Documento Unico Nacional de Identidad, que era una verdadera tortura sacar un documento y ahora se convirtió en un trámite fácil. Ni qué hablar del pasaporte, que tenías que tener conocidos o bueno, ya sabemos cómo se obtenían, pero hoy sabemos que cualquier ciudadano puede obtener su documento de identidad o su pasaporte, que si lo necesita urgente para salir del país paga lo que tiene que pagar y lo tiene en el momento antes de salir de Ezeiza. Quiero agradecerle eso y también la gestión, la difícil y compleja cuestión de reconstruir el sistema ferroviario argentino, con todo lo que ello significa. Quiero contarles que el Gobierno Nacional está haciendo una inversión en materia ferroviaria sin precedentes. Para que ustedes tengan una idea, para hablar de la región metropolitana, esa región del Gran Buenos Aires y de Capital Federal por supuesto, de la Ciudad de Buenos Aires, en donde viajan aproximadamente por día en las distintas líneas de ferrocarriles más de 3 millones de personas, los últimos vagones nuevos se compraron hace más de 50 años y hay un parque aproximado de 600 entre vagones y locomotoras. Fíjense qué cosa, le vendemos leche a China, cuando nosotros hacíamos ferrocarriles en China todavía no había llegado Mao al poder, a ver si nos ponemos a pensar y reflexionar un poquito. Cuando Perón hacía aquí locomotoras y vagones en la República Argentina, Mao Tse Tung, el gran constructor, el gran el líder de la China, recién empezaba su revolución con el campesinado. Miren cuánto tiempo hemos perdido los argentinos. ¿Los argentinos? O nos lo han hecho perder a los argentinos con los lavados de cabeza, con decir que éramos un país que sólo tenía que producir leche o carne y granos y nada más que eso. Yo no quiero sólo leche, granos y carnes, quiero leche que es la mejor, granos que son los mejores, carne que es la mejor con valor agregado, pero también quiero autos, locomotoras, ferrocarriles, acá en el país también.

Y decía que hemos realizado la inversión más importante, yo creo que en el primer semestre del año que viene van a llegar los 1060 vagones y las nuevas 111 locomotoras para toda la modificación del Mitre y del Sarmiento. Ya cambiamos las vías del Sarmiento, ahora empezamos con el Mitre y el San Martín. Y también hemos obtenido un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo para la electrificación de General Roca, vieja ambición, lo escuché durante tantísimo tiempo.

Quiero decirles que además de esta tarea que estamos llevando a cabo, hoy hablaba de logística, la necesidad de que el ferrocarril de carga vuelva a ser, junto a la hidrovía y junto al transporte marítimo los tres grandes transportadores de la República Argentina, porque la logística es imprescindible mejorarla, si no, nos vamos a atrancar en el camino. Y creo que ya encaramos el desafío del Belgrano Cargas para el cual conseguimos financiamiento, pero las locomotoras que ya van a venir, eso fue hecho con recursos propios y genuinos del Estado sin endeudamiento. Hemos obtenido financiamiento para la electrificación del Roca y para el Belgrano Cargas, pero lo otro lo hicimos con el bolsillo nuestro, con el bolsillo de los argentinos.

Vamos a mejorar el sistema de transporte, pero también necesitamos que todos colaboren, porque necesitamos que con esos trenes nuevos e impecables no nos pase como cuando pusimos formaciones que habíamos reparado a nuevas y en un acto que yo denomino de sabotaje -y me hago cargo de lo que hago- los incendiaron allí por Castelar. Yo quiero la colaboración primero de los que viajan arriba del tren, para que el tren estén bien, no lo rompan y cuídenlo porque es para ustedes, y fundamentalmente de los trabajadores que manejan esos trenes, que lo hagan con la responsabilidad de saber que están llevando a miles de personas que van a trabajar, a estudiar y que necesitan que aquellos que tienen la suerte de tener muchas veces un trabajo registrado, mejor pago que el de los que transportan en esos ferrocarriles, sean cuidados como si fueran de su familia. Ésa es la colaboración que les pedimos a todos.

Y en esta tarea de cambiar el sistema ferroviario después de 50 años que no se cambiaba, también como en otros lugares vamos a demostrar que el Estado puede administrar adecuadamente y tal vez mejor que algunos privados, por lo menos a la luz de lo que hemos visto. Miren lo que no pasó con Aerolíneas privatizada que la tuvimos que tomar, era el Estado el que pagaba el combustible, era el Estado el que pagaba el sueldo de los trabajadores, nos habían vendido todos los aviones, nos habían vendido los simuladores, nos habían vendido los mejores edificios situados en distintas partes del mundo y tuvimos que empezar a reconstruir las cosas desde abajo. Y cuando uno escucha a algunos que descontaban sueldos a jubilados, a maestros, criticar gestiones que están llevando a cabo una conectividad absolutamente federal en la Argentina y reconstruyendo nuestros instrumentos de transporte, aéreos, ferroviarios, la verdad que digo Dios mío, uno puede criticar y seguramente tenemos muchísimas cosas para criticar, pero por favor que cada uno se fije en lo que hizo cuando fue gobierno y recién después pueda hablar. Sin negarle el derecho a nadie de hablar y de criticar, estamos en un país democrático y libre.

Pero quería decir esto porque es imprescindible para la competitividad argentina mejorar la logística. Ferrocarriles, hidrovía y transporte marítimo son tres instrumentos que tenemos que desarrollar a full para mejorar esa competitividad que tanto necesitamos y que la vamos a lograr, porque tenemos recursos altamente capacitados, como este señor Cavanagh, que está sentado mirándome desde allí, desde Martínez, desde la sede. Les voy a contar la historia porque tal vez ustedes no la conocen, fue un diálogo que tuvimos entre él y yo, para demostrar el talento, lo principal que tenemos los argentinos, los recursos humanos y el talento en esos recursos. Un día me viene a ver el CEO global de DirecTv y me cuenta una anécdota, me habla de una persona que había empezado en su empresa desde muy abajo, ingeniero en sistemas creo que era y que fue ascendiendo porque se dieron cuenta que era una persona muy capaz, formando cosas dentro de la empresa, y de repente en Estados Unidos tuvieron un problema terrible en los sistemas de telecomunicaciones en DirecTv. No lo podía solucionar nadie en Estados Unidos, hasta que alguien se acordó de este señor Cavanagh que vivía en la Argentina, lo mandaron buscar y este argentino solucionó el problema que los técnicos e ingenieros norteamericanos no eran capaces de solucionar. Ahí está, ahí lo tienen, un argentino, un compatriota de los tantos que hay por todas partes del mundo y tantos también que han retornado al país.

En unos días más voy a asistir a la repatriación de la científica número 1.000 que ha vuelto a la Argentina, ¿y saben qué? Para finalizar, si tuviera que decir, no solamente ha vuelto la industrialización al país, no solamente han vuelto los científicos y los técnicos, las esperanzas, las ilusiones, el trabajo, la capacitación, ¿saben quien volvió? Volvió Argentina, una Argentina que nos habían arrebatado y nos habían hecho creer que no tenía destino ni futuro, y ahí le pusimos todo, destino, futuro, ideas, ilusiones, progreso y por sobre todas las cosas movilidad social para que todos vivan cada día mejor. Gracias Chivilcoy, muchas gracias Sancor por invitarnos a los 75 años, gracias a los trabajadores, gracias a todos lo que todos los días se levantan a yugarla y a laburarla, como hace esta Presidenta. Gracias, muchas gracias y hasta siempre.