lunes, 1 de noviembre de 2010

Ecos de un apoyo inconmensurable


…yo se que ahora vendrán caras extrañas…


Promedia la mañana, los muchachos de la obra tienen la radio a mil.
Es una de las radios locales que durante un par de horas, cada mañana, nos bombardean con chimentos políticos y de los otros… todo ello mezclado con un poco de cuarteto, algo de folclore y a veces, algo de tango.

El locutor no para de repetir la que para él es la noticia del día: el intendente concurrirá mañana a ver a la Presidente (sic) en la Planta de Renault, en Santa Isabel, Córdoba.
Dejo por un momento la carretilla cargada de ladrillos y rajo una puteada…

Recuerdo que días atrás, mientras le terminaba de colocar una ventana a Don Carlos, este me comentó que el intendente le había dicho que esto ya no daba para más… “esta mujer no va a poder hacer nada… no puede gobernar…”.

Mingo, uno de los ayudantes, se acerca y me confiesa… “quedate tranquilo, acordate que para hacer ladrillos hace falta barro y bosta… “

Luego, tomado la carretilla y haciéndome un guiño, agrega

“nosotros seguiremos acarreando el barro…”