miércoles, 22 de septiembre de 2010

Elige tu propia aventura...

...o customización y setentismo





El gordo Lanata dice que está podrido de que le hablen de los setenta...
Bienvenido al clú gordo, a mi los setenta me repudrieron desde chico, me habían inflado lo guevos allá por los 80s, y durante toda mi adolescencia tuve la famosa lucha, el heroísmo, la mística, y toda la historia con la que nuestros padres decoraron su historia, como una meta imposible, pero no imposible a secas, imposible para mi, y para mi generación atrofiada.
Tipos como Lanata, como el otro pretencioso de Caparros, los tantos setentistas nostálgicos. los mares de tinta de la victimización y ese relato, de unos adolescentes de prístinos ideales repartiendo fideos en la villa, y de aquella otra primavera en pleno otoño, lograron al final una suerte de sobredosis...
Gordo, si a mi se me passpparon los guevos con los 70s, fue por gente como vos, por tooodos los progres que un día decidieron abandonar la política, y dedicarse a contarnos a los pendejos sobre aquella: "la epoca en la que pasaban cosas"; los que un dia decidieron que los reclamos de derechos humanos eran lo único que merecía su heroica concurrencia.



Y como los sindicatos estaban podridos, entonces nada de sindicatos, y como los partidos eran todos lo mismo, entonces nada de partidos, y como la democracia es un farsa, entonces nada de política...
...analicemos, critiquemos, observemos, caractericemos, pero mejor no mancharse con la "porca política"; mejor acercarse de cuando en cuando a alguna tribuna minúscula, de alguna secta seudoroja, y cosechar aplausos y cumplir con el rol de testimoniar un pasado extinto y glorioso.
Y a los gordos Lanatas les hincha bien sus comprimidos testículos esto de que se hayan "apropiado" de los derechos humanos, se los sacaron , a ellos que taaanto se habían especializado en el tema, que tan bien les salia la pooobre víctima... Y no solo se los apropiaron, también metieron a los milicos en cana, también investigan a los socios civiles, también rastrean los negocios del pasado hasta sus consecuencias en el presente, también transformaron los campos en centros culturales; como no les va a hinchar bieen las pelotas, si durante 30 años abandonaron la política para dedicarse nomás que a eso, y en un par de años los KKs les cumplieron las demandas historicas, les propusieron demandas nuevas y por las dudas las cumplieron tambien, pero no por fuera de la política, sino en los ratos que les dejaba el arduo trabajo de transformar el presente...
Y acá es adonde a mi de nuevo me empiezan a interesar los 70, ahora que en lugar de ser un discurso que supla la impotencia politica, se transforma en una demostración clara de potencia en el presente.


Ahora que la memoria de los 70s se alza en una dimensión capaz de transformar el presente, a mi me interesan esos años mas que cuando era un chico y me los contaban mis viejos, ahora cuando al gordo progre le pudrió.


Nacidos y criados en la posmodernidad, en el libre mercado, en el hedonismo y la frivolidad, nuestra generación nunca fue vista como apta para la política, tal es así, que a la hora de soltar alguna representacion, nuestros propios dirigentes, setentistas ellos, creyeron ver correcto que la misma viniera por el lado de los "hijos de desaparecidos" y nos hicieron masticar el sapo de diputados como la tolola de la Donda, o el pobechito Cabandié.
Nuestras manifestaciones eran un kilombo de faloperos y boludos sin formación política, nuestra participación en organizaciones nunca era mas importante que hacer pie en el barrio para que los pibes no les saquearan los locales, nuestras opiniones y debates eran niñerias, saldadas hace añares por los lucidos intelectos de la década revolucionaria, y finalmente nos terminaron por proponer representantes a la medida, hijos...


Nacidos y criados dentro de la posmodernidad, contra el libre mercado, a través del hedonismo y la frivolidad, hijos de la segunda década infame, cagados de hambre, hambre de participación, de respeto y de hambre nomás; los tipos que hoy peleamos para entrar en la política adulta, no nos avergonzamos de ser hijos, pero aspiramos a que nuestra hijez no sea lo unico que somos, ya que a esta altura, la mayoría somos padres, algunos hasta abuelos.
Iba a escribir una nota sobre la "primavera Camporista", voy creyendo que no soy el indicado, la primavera es una estación, y su característica mas importante es el ciclo, a la larga o a la corta las primaveras devienen en inviernos, y de inviernos de lamentaciones tengo llenas las pelotas.
Estamos construyendo un país, el que quería el General, el que quería Campora, el que querían los venerables setentistas, el que queremos nosotros, pero principalmente el que merecen nuestros hijos.
Estamos construyendo un país, en esta tierra arrasada que nos dejo el menemato, y si es en primaveras o en otoños me importa un pepino, lo vamos a construir tan fuerte que no habrá huracán, monzón o sudestada que le mueva una ladrillo, por la memoria de los que hace 200 años lo vienen soñando, pero mucho mas: por la dignidad de los de delantal a cuadritos...


Fernando Luis
La Peñaloza Buenos Aires

6 comentarios:

Pablo dijo...

lo venimos charlando, es como para comenzar a ponerle el cascabel al gato

Fernando Luis dijo...

Revanchismo noventista, en pleno...

"Malos tiempos nos han tocado, como a todos los hombres..." decia un viejo gorila y ciego.

P
V

Daniela dijo...

Viva Peron!!!

:)

Yo a mediados de los 80s no estaba repodrida de los 70s...

Pero si usaba delantal a cuadritos!

Anónimo dijo...

obviamente nunca he estado ni estaré podrido de los ´70
como tampoco de los ´30
de los ´40
de los ´50
..........
etc.etc.

la única manera de no pudrirse con la historia es viviéndola
y para ello no nos podemos olvidar de nada!
(menos de los ´70....)
o no?

impecable el post!

un abrazo

Melena

Fernando Luis dijo...

Lo que embola un cacho, es que durante tantos años muy pocos fueron los que estuvieron dispuestos a levantar banderas de verdad, con propuestas políticas, con proyectos reales; mucho años en los que un cosmos de "revolucionarios" decidieron que el tema Derechos Humanos era excluyente y exclusivo del que se pintara de un rojo mas brillante, de quien mejor recitara la introducción a "El Capital" en Alemán...
Recuerdo a toda una plaza de mayo chiflando a una columna peronista a su ingreso a una marcha al respecto, casi como si al peronismo no se lo hubiera reprimido.
Construyeron una escenografía vacía sobre los 70s, comparable con un remera del Che Guevara en una vidriera de Santa Fe, transformaron una parte de nuestra historia en una parodia hueca, y los que mas y mejor lo hicieron son los "progres" al estilo Lanata.
Y, finalmente, cuando la escenografía vacía empieza a transformarse en lo que deberia ser la historia, una herramienta de lucha, un instrumento de cambio, sas! ahí ya no les importa mas lo que paso ha-ce-tren-tai-cua-tro-a-ños (como dice el gordo progre).
Queseyo, hay una version de los 70s que la pueden reivindicar las Magdalenas, los TNmbaum, los Biasatti; hay otra que los aterra, que los asquea, que los pudre...
A esa versión (a la que los asquea) es a la que yo ( que nací en el 76 )le reconozco entidad, la que elijo heredar; a la otra que se la metan en el culo...

Anónimo dijo...

Tan cierto que duele !!!!
Paloma