lunes, 2 de agosto de 2010

La estampida



Para comenzar quisiera compartir una notita de "La Nación" que no puedo dejar de pensar cercana a este tema.

Estampida de vacas en La Plata.
LA PLATA.- Ocho vacas se escaparon de un camión jaula: tres, fueron carneadas por vecinos en un barrio conocido como El Churrasco; dos, capturadas por la policía y alojadas en una comisaría, y las restantes aún no se sabe dónde están. Parece un cuento, pero ocurrió ayer en esta ciudad.
Veinte minutos después de la medianoche, Carlos Herrera, conductor del camión que transportaba 17 vacas Hereford desde la localidad bonaerense de Tres Lomas hasta el frigorífico de Gorina, giró en la esquina de 116 y 528, del barrio platense de Tolosa, y sintió un impacto que lo hizo frenar.
Cuando descendió del transporte, el chofer observó con asombro una estampida de vacunos. La jaula se había abierto. "La mayoría de los animales corrió hacia El Churrasco, para la calle 522", contó a LA NACION el capitán Mario Ruiz, de la comisaría 6a..
La policía dijo que no podía asegurar que gente de la zona hubiera carneado animales. Pero un hombre que vive en El Churrasco y que trabaja en el mercado frutihortícola relató: "Estábamos trabajando, tipo tres de la mañana, y un muchacho nos dijo que había un montón de vacas que se estaban cayendo de un camión jaula. Salimos entre 10 y 15 muchachos, conseguimos sogas y agarramos tres. No las queríamos matar, pero este es un barrio con muchas carencias. Fue como un Papá Noel anticipado"...


Los animales, cuando están en grupo reaccionan así -en grupo- los animales no se agrupan por sus ideas políticas, ni por sus gustos musicales, ni por sus esperanzas compartidas ni por su historia, los animales se agrupan por el mero hecho de estar todos juntos en algún lado. Cuando estos grupos de animales, se asustan, o huelen comida, o agua, o vayasaber por qué, salen a la escapada todos juntos, arremolinados... En estampida.
Para los porteños es un espectáculo bastante raro el poder ver a esta fuerza de la naturaleza en persona.
Muchos años atrás en el tiempo, las comunidades de cazadores y recolectores "aprovechaban" esta característica de ciertos animales gregarios, asustándolos por distintos medios y guiándolos, tal vez, a algún oportuno precipicio, debajo del cual se terminaban por apiñar los cadáveres de los infortunados bichos que harían las delicias de la horda.
Convengamos entonces que el método de la estampida, es cuanto menos, poco beneficioso para los participantes, que en su bestialidad se ven imposibilitados de discernir las desventajas de su conducta; desventajas que se tornan en gloriosas parrilladas para cualquier humano o intelecto superior al de la alocada manada.

Decíamos arriba que para un porteño es un espectáculo raro este de la estampida, más propio de películas de cow boys que de las urbanas calles de la reina del plata, pero la naturaleza en estos tiempos de principio de siglo nos suele sorprender, como paso con el internacionalmente famoso granizo o aquella taaan mentada nevada de algún año atrás. Es en este contexto que tenemos la suerte de asistir a la más grandiosa estampida de gorilas que la historia tenga noticias.


El macho alfa de la centenaria manada, se echo a correr enloquecidamente en un histórico predio del barrio de Palermo, arrastrando en su loca carrera a enormes cantidades de viejos y nuevos gorilas, que como las vacas de la nota de La Nación, están cada vez más cerca de terminar sus días, carniados en alguna fría barriada del conurbano.


Mares de palabras ha generado la sarta de imbecilidades que a borbotones brotaron de las fauces de Hugo Biolcati en la sociedad rural.
Yo en lo personal, no puedo dejar de sumarlas a un extensísimo conjunto de balbuceos que han ganado la retórica opositora en el último par de años, obligándolos cada vez más a -actuando cual manada asustada- correr enloquecidamente de un lado a otro, sin más guía que una creciente y notoria torpeza política.
La estampida está condenada a terminar al pie de algún barranco, por ahora nuestro deber es dejarlos correr, tratando de no ponerse adelante -ya que su carrera es idiota, pero muy peligrosa para el que se la quiera llevar de frente a puro pecho- y mientras tanto poner el fuego...

Fernando Luis
La Peñaloza - Buenos Aires

6 comentarios:

Néstor Dulce dijo...

Te felicito por el blog.
Te invito a conocer el mío q es de humor nacional y popular.
Si te agrada, podemos hacernos seguidores mutuos y compartir el blogrols La Suciedad Rural
en homenaje a su candidata, llenó con pancartas de Lilita todos sus
campos de soja. Al final no sólo se ahorraron en espantapájaros sino
que, asustadas, las aves devolvieron hasta los granos q se habían
morfado el año anterior. Así que ahora la llaman "meteorito" porq nació
... ...como estrella y se que quemó con el campo LEER más en el blog de Kikito http://www.kikitodulce.blogspot.com/

FERNANDO LUIS dijo...

Nestor, conocemos tu blog y está muy bueno, ya soy seguidor.

Anónimo dijo...

...¨El macho alfa de la centenaria manada¨...,jajajajajajajjajajajajaja.
hilarante compañeri.

Pavlo

Anónimo dijo...

Lamentablemente no todos podrán disfrutar de esa excelsa parrillada gorilasea... dicen que cae mas pesada que la carne´chancho...
(ello se debería a que ambas especies viven revolcadas en su propia mierda...)

Un abrazo

Melena

polaris2 dijo...

muy buen trabajo ,lastima por los animales el ser comparados con biolcati y demas basuras humanas de los peores !!

Anónimo dijo...

No si no es una comparacion, los animales por lo menos tienen la dignidad de extinguirse cada tanto, estos, no se por que, no lo hacen.
A ver si despues del invierno nuclear quedan las cucarachas y biolcati solos.
-notesé que estoy separando dos especies tan parecidas, para que no se me ofendan las cucas-
Fernandoluis