jueves, 26 de julio de 2012

Palabra justa.


Los pueblos crean palabras para decir aquellas cosas que le son indispensables, aquellas cosas que estaban representadas por las palabras incorrectas, aquellas cosas que se pronunciaban en la lengua del antipueblo.
Los pueblos crean palabras, así como crean a sus lideres, así como crean sus destinos. Hace ya muchos años este pueblo sopló al oído de la historia una nueva palabra, una que a la vez dijera: justicia, igualdad, amor.
Una palabra nueva que fuera bálsamo para los humildes pero que a la vez sembrara el pavor en las negras almas de oligarcas y abusadores; una palabra que recogiera todo lo que un pueblo que esperó siente cuando la justicia por fin llega; una palabra: Evita…
Hay todo un mundo por liberar de la injusticia, y nuestra única arma es una palabra, la correcta, nuestra bandera.