miércoles, 22 de mayo de 2013

Frente a las declaraciones del gobernador de la Provincia José Manuel De la Sota, cuestionando la política de derechos humanos del Gobierno Nacional y proponiendo la reducción de penas a los represores genocidas condenados por delitos de lesa humanidad, la Mesa UNIDOS Y ORGANIZADOS de Córdoba expresa:




COMUNICADO DE PRENSA

Frente a las declaraciones del gobernador de la Provincia José Manuel De la Sota, cuestionando la política de derechos humanos del Gobierno Nacional y proponiendo la reducción de penas a los represores genocidas condenados por delitos de lesa humanidad, la Mesa UNIDOS Y ORGANIZADOS de Córdoba expresa:

- El más enérgico repudio a las expresiones del gobernador de Córdoba, por cuanto reflejan el sentir de aquellos enemigos de la Patria, los que desde las fuerzas de seguridad de la Nación o como funcionarios públicos, llevaron adelante una política criminal contra el Pueblo Argentino, con la intención de implementar un proyecto de país beneficiario de las minorías que históricamente detentaron el poder económico y político.

- Cuando el gobernador tilda a las políticas de derechos humanos, reconocidas en todo el mundo, sostiene que se trata de “políticas del resentimiento”. Se deja claro que la búsqueda de la Verdad y la Justicia impulsada por el Gobierno Nacional desde 2003 tiene por fin la equidad, la restitución de derechos conculcados y la devolución por parte del Estado de la dignidad a todas las víctimas y sus familiares; los responsables por delitos de “terrorismo de Estado” juzgados y condenados, más los que se encuentran en pleno proceso, tienen por fin consolidar las instituciones, desde las Fuerzas Armadas y de Seguridad hasta la propia Justicia y los restantes poderes del Estado, de manera de sentar las bases para una sociedad donde “nunca más” el Estado pueda vulnerar la Constitución y cometer atropellos contra los ciudadanos como sucedió durante la dictadura cívico militar.

- Si De la Sota propone un “baño de reconciliación”, éste se alcanzará sólo cuando se completen todos los procesos por gravísimas violaciones a los derechos humanos que están en marcha. Cuando la Justicia de esta democracia –y no tribunales de excepción-, con todas las garantías del debido proceso, determine con sus sentencias los culpables por tantos crímenes cometidos.

- Por último: no se puede omitir que los delitos investigados y castigados van más allá de aquellos que participaron directamente en el secuestro, tortura, ejecución de prisioneros, desaparición de los cuerpos, secuestros de niños (restan cientos por restituir a sus familias y devolverles la identidad), sino que también comprende a otros actores de la sociedad civil cómplices por acción u omisión (funcionarios y magistrados de la Justicia, empresarios como Blaquier, miembros de la Iglesia, funcionarios civiles como Martínez de Hoz). Y que detrás de tanto horror estuvo un proyecto político beneficiario de minorías que históricamente detentaron el poder. “Gobernar para todos”, como propone De la Sota, es para este Gobierno Nacional atender las necesidades de millones de compatriotas excluidos, como siempre lo hizo el peronismo. Tal vez los intereses a los que responde el gobernador de Córdoba sean inconfesables y es por ello que busca provocar con declaraciones grandilocuentes lavadas con enunciados de corte aparentemente democrático.

Este es el link que nos dirige a las Nefastas declaraciones de De La Sota.

UNIDOS Y ORGANIZADOS