miércoles, 29 de mayo de 2013

Documento de “Unidos y Organizados” A 44 años del Cordobazo



Documento de “Unidos y Organizados”
A 44 años del Cordobazo

Mayo de 1969, dictadura de Onganía. Estallidos sociales se producen en varios puntos del país. En Córdoba, los obreros industriales, que habían crecido en número desde el primer peronismo tras la instalación en la ciudad de varias fábricas y talleres metalúrgicos, conformaba una clase muy activa y politizada. Los trabajadores cordobeses contaban con dirigentes sindicales que promovieron la unidad en la acción, lo que llevó a una histórica rebelión popular cuyo punto máximo se alcanzó el martes 29.
Ése día, nutridas columnas de obreros mecánicos nucleados en SMATA y conducidos por Elpidio Torres, bajaron desde la Planta de Santa Isabel rumbo al centro de la ciudad; se incorporaron a la movilización, aportando logística para el bloqueo de los puentes de acceso al centro, los trabajadores tranviarios de la UTA, conducidos por Atilio López; también marcharon los trabajadores de Luz y Fuerza de Agustín Tosco.
Los estudiantes adhirieron a la medida de fuerza y pronto la ciudad fue controlada por los manifestantes, quienes lograron su ocupación durante unas veinte horas. Se produjeron incendios y ataques a las principales empresas multinacionales. Superadas las fuerzas policiales, la represión la encaró el Ejército y fue brutal: decenas de manifestantes muertos y cientos de detenidos.
Esta rebelión popular precipitó, ni más ni menos, la caída del dictador Juan Carlos Onganía.
“La dictadura de Onganía y más precisamente el sector duro del Ejército (por esos años había dentro de esta fuerza dos líneas bien definidas: por un lado ‘los azules’, el ala más nacionalista que planteaba una autocrítica respecto al golpe del ’55, y los colorados, la facción dura) consideraba que no se podía permitir nunca más que el peronismo, movimiento social de indiscutible poder, pudiese emerger, como conductor, tal como ocurriera en mayo de 1969 (…) Se procuró desde la inteligencia militar desnaturalizar una rebelión popular conducida por los trabajadores organizados con preponderancia de los gremios peronistas.” (Reportaje a Lucio Garzón Maceda, el Avión Negro, Nº 1, Abril 2010)
Desde UNIDOS Y ORGANIZADOS recordamos esta gesta histórica del pueblo de Córdoba, de sus trabajadores y estudiantes, unidos contra la opresión y el cercenamiento de libertades de una dictadura militar.
Y rendimos un homenaje a sus mártires, a los dirigentes sindicales que se pusieron el frente de tan elevadas reivindicaciones políticas, a los obreros y estudiantes.
Y este homenaje lo hacemos desde nuestra posición de defensa irrestricta de un Proyecto Nacional y Popular que el domingo cumplió sus primeros diez años, desde nuestra identidad peronista, desde la certeza de poder cambiar el rumbo de las políticas neoliberales en Córdoba, marcadamente beneficiarias de minorías y muy lejos de las reivindicaciones de los trabajadores de mayo de 1969.

UNIDOS Y ORGANIZADOS-Prensa