martes, 23 de marzo de 2010

A 34 años de la barbarie


Carta abierta de un desaparecido

Cuando empezamos a desaparecer, allá por los ´70, los medios, esos mismos medios que ahora tratan de obstruir cualquier construcción nacional y popular, acunaron una frase que se haría famosa con el tiempo, ellos dijeron “algo habrán hecho…”.
De esta manera buscaban imponer en una sociedad asustada y desmemoriada la idea de que si nos desaparecían, tenían razón… porque algo habíamos hecho.
Lo peor fue cuando años después, y ya en democracia, muchos trataron de profundizar esa frase y yendo más lejos diferenciaron entre los inocentes y nosotros… los que algo habíamos hecho y entonces no éramos inocentes.
Hoy he venido a decirles que sí, que algo hacíamos, y que si pudiéramos volver el tiempo atrás volveríamos a hacerlo.
Que qué hacíamos…? bueno, piensen que éramos muy jóvenes en esos años, la mayoría teníamos entre 17 a 25 años, y como es de esperar hacíamos las cosas que hacen los jóvenes… reíamos, teníamos amigos, novios o novias, comíamos asados en familia los domingos, discutíamos de fútbol, muchos trabajábamos, otros estudiaban, y algunos trabajaban y estudiaban… éramos torneros, panaderos, zafreros, electricistas, albañiles, comerciantes, visitadores médicos, jornaleros, alambradores … algunos estudiábamos en el secundario y otros en la facultad de medicina, de derecho, de ingeniería… algunos vivían en barrios de clase media, o en barriadas obreras, o en la villas.
Pero además teníamos sueños… y esos sueños iban más allá de nuestros proyectos personales… soñábamos con un mundo mejor para todos, para nosotros, para nuestros hijos, para los que vinieran…
Y tanto soñábamos en cambiar un orden injusto por otro inclusivo e igualitario que dejamos lo mejor de nuestras vidas y hasta la propia vida en luchar por ello…
Vaya si hacíamos algo!
Por eso pienso… digo, si pudiera reaparecer… si pudiéramos…
iríamos casa por casa, puerta por puerta, oído por oído, boca por boca, corazón por corazón… contándoles a todas las gentes que nuestra lucha era y es la lucha de ellos … por que esa patria justa y solidaria de nuestros sueños es la patria que nos debemos… esa patria que nos incluya y nos contenga a todos…
se que es imposible que reaparezcamos… sin embargo… cada vez que ustedes se juntan en la plaza, y recordando mantienen viva la memoria… nosotros florecemos y nos multiplicamos entre ustedes…
por eso gracias… gracias por retomar nuestras banderas…
gracias por mantenernos vivos…