lunes, 24 de agosto de 2015

Yasir Arafat



El 24 de agosto de 1929 nace en el Cairo Mohammed Abdel Rahman Abdel Raouf Arafat al-Qudwa al-Hussein más conocido como Yasir Arafat uno de los protagonistas destacado de los años tumultuosos del siglo de las revoluciones. Su imagen y su nombre siempre estarán asociadas a la lucha heroica del pueblo palestino, un pueblo cuyo dolor es y ha sido infinito ya sea por los crímenes y abusos de los imperialistas israelíes, ya sea por la indiferencia o el cinismo de la comunidad internacional.
Palestina es un territorio no una ideología ni una religión como han querido con éxito hacérnoslo creer los EEUU y la ultraderecha israelí. Parte del Imperio Otomano primero colonia británica desde 1916 a 1948 año en que la ONU no tuvo mejor idea que crear un estado judío dentro de ese territorio colonizado por una potencia extranjera. Hasta ese momento y desde tiempo inmemorial habían convivido esa gran palestina judíos, musulmanes y cristianos sin mayores dificultades, el tema es que al crear un estado homolagable a una religión (sea esta cual fuese) automáticamente se habilita a desconocer a todo aquel que no la profese, incluso, como sucede hoy, a los israelitas no judíos. Esta es en realidad la trampa de los fascistas israelíes y sus mentores norteamericanos: hacer creer al mundo que oponerse a los crímenes de Israel es ser antisemita. Dentro y fuera de Israel hay millones que no acuerdan ni convalidan con el accionar criminal de este nuevo estado colonizador. Muchos son incluso judíos. El hecho es que aquellos territorios que malamente otorgó la ONU en 1948 un estado judío, se hay triplicado y casi cuadruplicado hasta hacer desaparecer a los palestinos no israelíes. La política de asentamientos (derribo de casas palestinas para construir barrios judíos) no ha cesado nunca pese a las mil y una condenas de la ONU y de la comunidad internacional. El "muro de la vergüenza", el ataque a la "flota de cooperantes"... hechos que ya por si merecen la condena y el castigo de la legalidad internacional, son sólo capítulos de esta larga historia de crimen.
Yasir Arafat fue sin duda uno de los responsables primeros de que esa causa palestina se conociera en el mundo. Fue responsable también de la unidad de las fuerzas políticas que resistían y resisten la ocupación. Fue en definitiva parte de ese sentimiento nacional que mas temprano que tarde triunfará sobre los fundamentalismos de unos y de otros, y pondrá al fin de pie a esta nación para hacerla prosperar en paz como se merecen todos los pueblos.


Armando de Magdalena
Movimiento Cultural Acercándonos