lunes, 11 de mayo de 2015

ORACIÓN DEL PADRE MUGICA - MEDITACIÓN EN LA VILLA




"Señor: Perdóname por haberme acostumbrado a ver que los chicos parezcan tener ocho años y tengan trece.
Señor: perdóname por haberme acostumbrado a chapotear en el barro. Yo me puedo ir, ellos no.
Señor: perdóname por haber aprendido a soportar el olor de aguas servidas, de las que puedo no sufrir, ellos no.
Señor: perdóname por encender la luz y olvidarme que ellos no pueden hacerlo.
Señor: Yo puedo hacer huelga de hambre y ellos no, porque nadie puede hacer huelga con su propia hambre.
Señor: perdóname por decirles 'no sólo de pan vive el hombre' y no luchar con todo para que rescaten su pan.
Señor: quiero quererlos por ellos y no por mí.
Señor: quiero morir por ellos, ayúdame a vivir para ellos.

Señor: quiero estar con ellos a la hora de la luz."

1 comentario:

Tilo, 74 años dijo...

Otro de los cuadros populares de corazón que ofrendó su vida. Cruel designio el de esta vida extraña. La derecha de mierda siempre cobra sus tributos de sangre. La sangre de los otros. El pueblo paga con vidas el anhelo y el reclamo por dignidad y justicia.
Me duele que ayer haya tenido más repercusión el show nocturno disparatado y ruidoso de un empresario que convocó a tres pre-candidatos a la presidencia ... que los homenajes a este héroe popular cuya luz gigantesca ensombrece tanta mediocridad.