miércoles, 26 de agosto de 2009

Tolerancia CERO a los golpistas

Nuevamente la patronal agrogarca amenaza con crear zozobra a la sociedad argentina.
Escudándose como siempre detrás de mentiras fogoneadas desde los medios, amenazan con un paro que sin duda generará desabastecimiento, y no es de extrañar que terminen con algún corte de rutas, para que rápidamente salgan a decir que se les fue de las manos y que responde a la presión de sus bases.
(Cabrá preguntarse entonces si se refieren a las bases de acción de la mesa de desguace o las bases con que Uribe quiere llenar el continente, ya que unas y otras tienen el mismo cometido).
Pero lo que realmente se debe replantear – y mas halla de la joda con que uno debe tomar estos despropósitos, por salú mental vio? -, es hasta dónde se los deja llegar esta vez.
Como añoso militante de la causa nacional y popular no soy partidario de la represión.
Ahora bien, permitir que esta manga de delincuentes subversivos (y si, a ellos le cabe la frase con todas las letras, o acaso no quieren subvertir el orden democrático?), atenten contra la sociedad es un verdadero despropósito.
Tendrá que evaluar el gobierno de Cristina hasta donde se les permite llegar.
Si bien la represión es antipática, es más antipático (por decirlo con sutil delicadeza) aún, que la sociedad se vea privada de sus insumos básicos y de su tranquilidad, por una banda de golpistas.
Cuando un gobierno de facto reprime al pueblo que reclama sus derechos, esto es un acto de barbarie. Pero si un gobierno legítimo reprime a los golpistas, este es un acto necesario de justicia.
En un orden democrático donde todas, TODAS las autoridades han sido elegidas por el voto popular, y todas las garantías jurídicas están en plena vigencia, vale aquello de que “dentro de la ley todo, y fuera de la ley nada”.
Tolerancia cero con los golpistas.
Y a cantarle a Gardel (con las debidas disculpas del zorzal criollo)

7 comentarios:

Guillermina dijo...

NO se si diría que los repriman, pero les hace falta un buen coscorrón. Creo que es momento de que el estado demuestre quién tiene la última palabra, y quién gobierna.


Salud!

Anónimo dijo...

Palo y la bolsa

Pavlo.

Anónimo dijo...

Palo y a la bolsa
Pavlo

Julián dijo...

Queda mal manchar los palos con sangre azul oligarquica? si la respuesta es NO, adelante con los palos a estos hijos de puta

El Hippie Viejo dijo...

No tengo dudas que la intención de esta gente
es desestabilizar, incluso alguno lo ha dicho,
solo espero que la sangre no llegue al río.

Estos años se vivieron sin represión y eso es un logro MUY GRANDE.
Sabemos que muchos esperaban sangre
para agitar sus respectivos fantasmas.

Un abrazo compañero
y gracias por pasar por mi blog

Adal

Anónimo dijo...

goma, goma, goma!!!!
kazan

Guillermina dijo...

Jajaja, noto un poco de "ultra-violencia" de los hermanos Martínez...
Ja, tienen razón.