lunes, 27 de julio de 2009

La penetración cultural

(y otras penetraciones...)

La propaganda del Peugeot 307 (o cual sea su puto número), es desde la imagen, bastante original.
Muestra a gente circulando en vehículos invisibles a los ojos.
Todo en la imagen es normal, menos la inexistencia visual de los vehículos; ello – obvio -, hasta que aparece el peugeot, objeto y destinatario de tal alarde publicitario.
Lo que me llamó la atención es la música… muy particular ella, cantada por un yanqui o un inglesito, o vaya a saber uno que carajo será el tipo.
Fue precisamente mientras veía – y escuchaba -, tal publicidad; que pensé cuán fácil es para el imperio anglo americano, la penetración cultural de los países del tercer mundo (como decíamos antes, ahora dicen en vías de desarrollo...).
Y si... no necesitan asesores como Dan Mitrione, ni embajadores como Braden; no, acá esta lleno de cipayos idiotas devenidos en publicistas que hacen el trabajo gratis y de prima.
Quien no nos dice que dentro de algunos años, alguno de ellos tendrá una consultora y hasta le ponga el nombre de esa canción (u otra…) a su blog.
Desde allí nos convencerá de su peronismo y pertenencia al campo nacional y popular; luego por supuesto, transará con alguna madera izquierdosa (quebracho, pino u otra…), y desde allí aportará a la construcción de una nueva unión democrática…
(lo que no avanza
retrocede...
lo que no construye
destruye...
lo que carece de transparencia
es opaco...)